La iluminación Feng Shui


La iluminación abarca tanto la luz solar, como la luz eléctrica, las velas y lámparas de aceite. En el ámbito de la decoración la luz es la forma más rápida para conseguir una transformación de los ambientes, para aportar calidez y claridad.

Aunque, siempre que se pueda escoger, hay que buscar casas luminosas en las que predomine, por encima de todo, la luz solar.


Cada ambiente debe tener un equilibrio entre zonas Yang, claras y activas, y zonas yin, más oscuras y pasivas. A partir del Bagua observamos que, si dejamos una luz encendida día y noche, conseguiremos así activar la zona de nuestra vida que deseemos fortalecer. Por ejemplo, para fortalecer la zona de la fama y el reconocimiento se aconseja una vela o, en su defecto, una lámpara roja. Para mejorar la salud y las relaciones de familia, convienen velas de color verde o azul.

Tipos de iluminación:
-Iluminación con tubos y fluorescentes: No se recomiendan en general, debilitan el chi del lugar y el de las personas. Emiten sólo parte del espectro luminoso. Cambiarla totalmente por bombillas es una solución posible. Si son necesarios los fluorescentes porque tienen que estar encendidos durante períodos prolongados, conviene cambiarlos por luz halógena o incandescente. Es conveniente que en el hogar se combinen luces directas, indirectas, fuertes y suaves.
- Iluminación indirecta: Para ambientes con techos bajos son ideales las lámparas de pie, logran que el Chi ascienda hacia lo alto.
- Bombillas o focos: Activan el Chi y sirven para iluminar partes concretas de la estancia.
- Luces incandescentes: Las luces incandescentes o halógenas estimulan la energía Chi al emanar energía uniforme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails